¿Por qué nos reímos cuando nos hacen cosquillas?

De acuerdo a estudios realizados por científicos de la Universidad de Tubinga la risa histérica que

provocan las cosquillas es en realidad un mecanismo de defensa.
Este tipo de risa indica sumisión, un reconocimiento de derrota. Según los científicos cuando recibes

cosquillas se activa la parte del cerebro que se anticipa el dolor – por lo que es posible atacar

accidentalmente a alguien que está tratando de hacerte cosquillas.
Tanto cosquillas y risa activa la parte del cerebro llamada el opérculo rolándica que controlan los

movimientos faciales y reacciones vocales y emocionales. Sin embargo, a diferencia de la risa por algo

divertido, las cosquillas también activan el hipotálamo que controla la temperatura corporal, el hambre, el

cansancio, el comportamiento sexual y las reacciones instintivas a situaciones como la lucha o huida.
De hecho, los descubrimientos científicos arrojan luz sobre por qué algunas personas incluso comienzan a

reír con la amenaza de las cosquillas. “Cuando haces cosquillas a alguien, en realidadestimulas las

fibras nerviosas amielínicas que causan dolor,” dijo el Dr. Alan Hirsch, fundador Smell & Taste

Treatment and Research Foundation en Chicago
Esto también explica por qué no podemos hacernos cosquillas a nosotros mismos, pues nuestro cerebro

es consciente de que no hay necesidad de producir una respuesta a la acción, según informa Daily Mail.